Donde comer en Sevilla, Alameda

Donde comer en Sevilla, Alameda

La gastronomía Sevillana abarca una rica variedad de productos y técnicas que hacen de ella
todo un testimonio de las distintas culturas a las que acogió la ciudad y las épocas que
moldearon la manera en la que hoy se cocinan sus suculentos platos. Vamos a empezar a enseñaros donde comer en Sevilla, comida de verdad, donde van los sevillanos

Siendo ineludible la cita con los bares más tradicionales de Sevilla, conviene no dejar
a un lado propuestas más innovadoras que vienen de la mano, en muchas ocasiones, de
restauradores jóvenes que han logrado reinventar la gastronomía de Sevilla e incorporar cocinas
de distintas partes del mundo. Y si hay un lugar en el que se concentre novedad y calidad, ése es
la Alameda.

En este articulo vamos a enseñaros algunas de las mejores propuestas para comer en la Alameda de Hercules.

Duo Tapas es uno de los clásicos de la zona, al que los sevillanos acuden para confirmar la
leyenda de que uno de los mejores risottos de la ciudad se sirve en este establecimiento. Su
delicioso pollo al curry y el carisma de su hamburguesita Elvis, la textura y frescura del tartar de
atún y la ensalada barbateña harán que quieras volver.

Otra parada casi obligatoria es el bar Antojo, un local que- siguiendo la tónica general de la
Alameda- no solo pone mimo en las originales tapas que ofrece sino también en la decoración.
Entre los platos que despiertan fascinación se encuentran el sabroso carbón de bacalao y el
huevo con cáscara, una especie de huevo rebozado que descansa sobre una crema ligera de
patata y setas de temporada. Rara vez defrauda.

Por su parte, el acogedor Arte y Sabor en Sevilla, con su concurrida terraza, acoge en su carta a una
generosa mezcla de sabores así como opciones para la gastronomía de vegetarianos y veganos.  El toque especiado del falafel, la memorable hamburguesa de seitán o del cuscús impregnan al local de un olor que
abre fácilmente el apetito. Esto,unido al aderezo de sus ensaladas y la textura crujiente de su
tempura, despeja las dudas: Arte y Sabor no podría tener un mejor nombre.

 

Y si el paladar pide trasladarse a otros rincones del planeta, podemos imaginarnos en la
mismísima Italia tan solo con seguir la estela aromática que dejan las pizzas de la Trattoria
Buoni. Como no podía ser de otra manera, aquí las propuestas se alejan de las opciones clásicas
de las franquicias de fast food, aportando ingredientes frescos y mezclas desacostumbradas
pero inmejorables como la pizza de patata y la inolvidable calaricotta –con calabacín, ricotta,
cebolla blanca y pimienta rosa- o las estupendas focaccias sobre las que se derraman aceites,
hierbas y quesos que despiertan todos los sentidos.

Siguiendo nuestro paseo italiano, encontramos Al Solito Posto, clasico de la gastronomía italiana en Sevilla,       un restaurante que defiende aquella máxima de George Bernard Shaw: “No hay amor más sincero que el amor a la comida”.

No nos llevemos a engaño, la dificultad de elegir entre tanta delicia comienza ya desde los
entrantes. A sus elaboradas ensaladas se añaden antipasti como mejillones en salsa de tomate
con chocos y almejas, el queso ahumado con miel y tomate seco o el tataki de atún de
almadraba con piña, verduras salteadas y alioli estilo mediterráneo.

Entre la espléndida variedad de pastas con las que cuenta, destacan los raviolis al solito posto, rellenos de carrillada ibérica con queso payoyo o los raviolis de la huerta, rellenos de berenjenas, salsa de tomate y queso de
cabra. En cuanto a las pizzas, es recomendable no perderse la Fortuna, con mozzarella de búfala, calabacines, gambones y trufa negra. Aquí dos buenas recomendaciones italianas para comer en sevilla.

Y de la alegría mediterránea marchamos al colorido México con Mano de Santo, gastronomía mexicana en pleno centro de Sevilla una reputada taquería que aparece en numerosas guías de restaurantes mexicanos a los que no deben pasarse por alto si se viaja a España. Envuelto en ritmos tropicales, disfrutarás de platos que
rebosan autenticidad.

Qué decir de sus ceviches de pulpo y pescado, la jugosa cochinita pibil, la
explosiva enchilada verde o los tamales que parecen recién salidos de una cocina del corazón de
México. Para acompañar semejante festín, contamos con una amplia variedad de zumos
naturales, cervezas artesanas, mezcal y tequila. Por si fueran escasas las bondades, los platos de
Mano de Santo son aptos para los celíacos, disponiendo de una carta 100% libre de gluten.
Haciendo esquina entre la calle Barco y Joaquín Costa, se encuentra Chifa Tapas, el paradigma
de la fusión. Reuniendo lo mejor de la gastronomía japonesa y la peruana, la oferta de
especialidades de este local no decepciona.

Por qué no rendirse a la tentación de sus más que recomendables niguiris de boletus y los de
causa limeña. Tras hacer boca con semejantes manjares, no se defraudrá al paladar al optar por
el aclamado-y con justicia- ají de gallina. Los originales panes bao que tanto interés suelen
despertar entre los comensales también merecen una oportunidad.

Y si tras semejante banquete, el cuerpo pide reposo, nada mejor que hacer una visita al una
coqueto Viajero Sedentario, una café literario que cuenta con un luminoso patio en el que se
respira armonía y café recién hecho, donde podremos leer tranquilamente o degustar uno de
sus magníficos dulces caseros.

Sin duda la gastronomía de Sevilla en la Alameda de Hercules es uno de los lugares donde puedes probar tapas modernas en Sevilla, comida fusión y algo un poco alejado de la gastronomía tradicional de Sevilla.

Reserva Ahora
EnglishFrenchSpanish